Libros viajeros: así viajaron 150 libros desde España a Perú

Hoy es el día del libro, uno de los mayores tesoros que se le puede dar a una persona. Por eso la historia que os vamos a contar, trata sobre libros viajeros, que cruzaron el Océano Atlántico, para hacer felices a otras niñas y niños del planeta. Esta es la experiencia de 150 libros muy viajeros:

Salida desde Madrid (Enero de 2018)

Mi hermano está preparando su macuto. Por fin va a venir a Perú, conmigo. Hace 8 meses que vivo en Cusco, pero no ha podido venir a verme a causa de su trabajo. En diciembre volví a España para celebrar las navidades con mi familia, y apenas el 2 de enero, partimos hacia el continente americano juntxs.

Carlos viaja ligero, con un macuto de 12 kg, pero en su billete tiene la opción de facturar una maleta de 23 kg aparte. Yo también viajo con un macuto ligero, y tengo otra maleta de forma gratuita. Los últimos meses en Cusco, además de ser voluntaria en la escuela en la que me asignaron el Servicio cívico francés, he ido varias tardes a la semana a un pueblo llamado Tipón a ayudar a las profesoras del centro Chico Latino, que realizan apoyo extraescolar y cuidan de lxs niñxs por las tardes.

PSX_20200423_182459
Tipón, Cusco (Perú)

Tipón es una aldea humilde, con calles estrechas que se convierten en barrizales cuando hay grandes lluvias. Un río cruza el pueblo, y los animales viven libres en la naturaleza. La Asociación en la que colaboro, no tiene muchos recursos, apenas unos cuantos libros viejos, y la gran mayoría son en alemán y otros idiomas, ya que son donaciones de Europa (la directora de la Asociación es belga).

Dos maletas repletas de libros

No me gusta desperdiciar oportunidades, y tener dos maletas de 23 kg me parece una buena oportunidad. Me cuesta desprenderme de esos amigos que tanto he leído y releído, entre los que se encuentran mi querida Kika Superbruja, los libros de pistas, los de Pesadillas, y todos los libros de mi adolescencia, esos de “Solo chicas”; pero los voy apilando en dos maletas desgastadas por el uso. También me han donado libros mi familia, mis primos y primas.

PSX_20200423_170937
Las dos maletas viajeras

Relleno los kilos sobrantes con otros juegos y muñecos, no me gusta desperdiciar espacio tampoco. Las maletas se encuentran apoyadas en el salón de mi casa, cuando aparece mi hermano.

“Ni de coña vamos a viajar por toda Bolivia y la mitad de Perú con esas dos maletas que pesan como un muerto”, me dice. Yo le digo que no se preocupe, que él no va a tener que cargar con ninguna maleta, que voy a llevarlas yo las dos solita; y ahí termina la discusión (aunque ambos sabemos que él acabará ayudándome con esos ‘muertos’).

Llegada a Bolivia

PSX_20200423_170623

Llegamos a La Paz, después de una escala en Santa Marta. Pasamos unas horas en la urbe, y por la noche cogemos un bus hacia el Salar de Uyuni (8 horas de viaje, con las dos maletas y los dos macutos). Pasamos todo el día en Uyuni (desde las 6 am hasta las 4 pm) y de nuevo, de vuelta a La Paz.

Al día siguiente, llegamos con el tiempo justo para coger el bus hacia Puno, pero corriendo por toda la terminal con ambas maletas y macuto, llegamos a tiempo (además, yo decidí viajar con unas zapatillas viejas porque dejé toda mi ropa en Perú, y luego tirarlas al llegar. Lo que no vi al ponerme esas zapatillas, es que tenían un agujero gigante en la suela, así que pasé todos mis días en Bolivia con los pies mojados).

Cruzamos la frontera a Perú (en la que hacemos una cola de 2 horas para sellar el pasaporte), y llegamos a Puno. Después de dos días junto al lago Titicaca, cogemos las maletas, y partimos rumbo a su destino final: Cusco.

Trabajo en equipo

Por fin llegamos a Cusco, a mi departamento (Home Sweet Home). En Cusco nos esperan mi compañera de piso, Tiphaine (de Francia), y otra amiga francesa que también hace el Servicio cívico como nosotras, pero ella lo hace en Arequipa.

PSX_20200423_170453
Tiphaine y Marion en nuestro departamento, y Wayra (la rata que adopté en Perú) en su casa de cristal al fondo.

Como tanto mi hermano como mis amigas me tienen consentida, les convenzo para que etiquetemos los 150 libros con números, y hagamos una lista completa de ellos por temáticas.

PSX_20200423_170723
Lista de libros

Nos pasamos toda la tarde haciendo etiquetas a mano y pegándolas en el lomo de los libros, para posteriormente ir a un cibercafé a elaborar la lista de todos los libros. Está diluviando, y ya es de noche, pero al día siguiente mi hermano y yo nos marchamos a Machupicchu, así que cogemos un coche random/taxi (en Cusco casi todos los coches particulares ejercen de taxis) y cerramos un precio con el taxista, para ir y volver a Tipón (el pueblo está a unos 40 minutos de Cusco ciudad) esa misma noche.

Llegamos al pueblo, donde nos espera uno de los profesores de la Asociación donde soy voluntaria, (la Asociación oficial en la que hago el Servicio cívico) que fue el que me dijo que necesitaban personas voluntarias en Tipón. Le ayudamos a cargar con las dos maletas, con un diluvio universal sobre nuestras cabezas, en la plaza principal del pueblo. Mi hermano se enfada y me dice que al final siempre acabo convenciéndole para hacer estas locuras, pero en el fondo creo que está satisfecho por lo que hemos hecho, y por haberme ayudado a cargar con ‘esos muertos’ por Bolivia y Perú.

PSX_20200423_170428

Los libros viajeros han llegado a su destino. Me da pena desprenderme de los libros, porque para mí son el bien más preciado que tengo; pero no puedo evitar sentir una gran felicidad al pensar que muchas niñas y niños podrán viajar tan lejos gracias a ellos, de la misma forma que me hicieron viajar a mí cuando era una niña.

Tal vez, ahora mismo, algunas/os de ellos/as estén jugando al fútbol con Kika Superbruja; o tal vez estén jugando con su vecino que era un ‘niño diferente’ que solo quería tener amigxs (como ocurre en uno de mis libros favoritos de infancia).

Biblioteca terminada

20180112_174207_2
Biblioteca terminada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s